Las mejores películas de Darío Grandinetti

Existen pocos actores como Darío Grandinetti (1959). No hay género ni registro que se le resista. Se ha convertido en uno de los grandes actores sudamericanos desde un perfil bajo, alejado de cualquier estridencia. Siempre cumplidor como secundario; siempre excelente como protagonista, Grandinetti ha mostrado solvencia tanto en Argentina como en España, siempre aportando ese punto de humanidad a personajes que a veces lindan los límites de la cordura.

Grandinetti lleva tres décadas de carrera, a la sombra, mediáticamente, de coterráneos como Ricardo Darín, al que siempre le favoreció ese rol de galán eterno que no se toma demasiado en serio a sí mismo. Si pensamos en Darín como el héroe, igual podríamos pensar en Grandinetti no como su reverso, sino como el canto de esta moneda protagónica. Es el perfecto antihéroe. Una buena demostración la encontramos en la película Rojo, que compitió por la Concha de Oro del Festival de San Sebastián hace un par de años. Precisamente, este filme está incluido en el ciclo de SundanceTV titulado «Sundance on the Road». Un trabajo más que disfrutable, como cada interpretación de este actor rosarino.

A continuación, elegimos sus mejores películas.

HABLE CON ELLA, 2002

¿Es la mejor película de Almodóvar del nuevo milenio? Para nosotros, desde luego. Existen pocos filmes tan bellos y emotivos como Hable con ella. Supuso, además, la consolidación de Grandinetti en nuestro país, con un papel secundario, el de Marco Zuluaga, pero hermoso. A partir de ahí, su base laboral se duplicó entre España y Argentina. Se ha convertido en un rostro más de nuestro cine. Y no uno cualquiera.

PALABRAS ENCADENADAS, 2003

Gran éxito comercial que en revisiones posteriores decae. No en cambio su interpretación, magistral, en este thriller con trazas de cine de terror psicológico. Le acompañan en el reparto Goya Toledo y Fernando Guillén. El filme fue dirigido por Laura Mañá, cineasta ligada a propuestas comerciales de bajo perfil.

RELATOS SALVAJES, 2014

Esta cinta de Damián Szifrón es uno de los hitos del cine argentino de la última década. Un tríptico de historias dominado por el humor negro y los diálogos afiladísimos. Grandinetti forma parte del primer segmento, desarrollado dentro de un avión de pasajeros. Un relato, como indica el título, desternillante, con momentos que le arrancan la carcajada al más escéptico. El resto del elenco está a la altura de Grandinetti: Érica Rivas, Leonardo Sbaraglia y, cómo no, Ricardo, «la bombita», Darín.

ROJO, 2018

Cerramos este listado con una propuesta ya enmarcada en su madurez como actor, en la que la mesura y la contención son claves en sus personajes. Esta historia de venganza consumada está dirigida por una de las grandes realidades del cine argentino, Benjamín Naishtat, y coprotagonizada por Andrea Frigerio, Alfredo Castro y Diego Cremonesi. Estamos ante un ejercicio de estilo que navega entre lo real y lo onírico. Su secuencia inicial, llena de tensión, es sensacional.

El antepenúltimo mohicano

Park City, Utah.

Más en el blog: SundanceTV celebra la clausura del SSIFF 2021 con una programación especial

Posts Más Recientes