Las mejores películas de Gael García Bernal

En lo que parece un ya lejano 2019, tuvimos la oportunidad de asistir, durante la celebración del Festival de Cannes, a la premiere de Chicuarotes, la última película como director de Gael García Bernal. En un acto modesto pero emocionante el realizador mexicano presentó un filme desigual que plasmaba la realidad extrarradial de las grandes urbes mexicanas. Pero lo importante aquí no era la película, sino el acto, donde aparecía un actor que es todo carisma y, sobre todo, que cuenta con el apoyo y el cariño del público; no solo de su país también a nivel internacional. La figura de Gael García Bernal se ha convertido ya en un clásico del panorama autoral. Desde su aterrizaje en la industria con Amores perros (2000) e Y tu mamá también (2001), se erigió en un emblema del cine latino. Otras industrias tardaron poco en reclutarle; desde Hollywood hasta la factoría de autor europea –con Almodóvar y Gondry a la cabeza. Un actor de prestigio que, como mandan los cánones, se ha pasado a la silla de dirección. Por ahora, sin demasiada fortuna pero estamos seguros que en esa faceta también llegará su momento.

A continuación, y para celebrar su cumpleaños, elegimos sus mejores películas.

Amores perros (2000)

Nominada al Oscar a mejor película de habla no inglesa, supuso no solo la presentación de un actor magnífico, también la de un director que dos décadas después se ha elevado en uno de los grandes gracias a filmes como Birdman o El renacido. Amores perros es una historia coral que tendrá un terrible accidente automovilístico como leitmotiv y que afectará, de diferente manera, a la vida de tres personas. Bernal está absolutamente colosal.

Y tu mamá también (2001)

Al igual que en este magnífico retrato generacional en el que hace tándem con un amigo que le acompañará toda su vida y trayectoria: Diego Luna. Ellos dos se unen a una sensacional Maribel Verdú para conformar este triángulo amoroso dentro de una historia que fue nominada al Oscar a mejor guion y que narra el viaje entre dos amigos del extrarradio y una mujer a la deriva a través de México. Como el filme anterior, Bernal protagoniza una obra que nos descubrió a un gran cineasta: Alfonso Cuarón.

La mala educación (2004)

Ya convertido en una estrella, el actor mexicano partió a España para protagonizar una de las películas más criticadas y, a la vez, más infravaloradas de Pedro Almodóvar. Un filme que narra las vivencias de juventud, sobre todo en su etapa formativa, del realizador manchego. La cinta estuvo nominada a cuatro premios Goya, entre ellos el de mejor película. De forma injusta, el trabajo de Bernal no tuvo su recompensa en la campaña de premios nacionales.

Diarios de motocicleta (2004)

De nuevo junto a un gran director, el brasileño Walter Salles, inició un nuevo viaje, en esta ocasión por Latinoamérica, para retratar la juventud de Ernesto, el ‘Che’, Guevara, cuando éste estudiaba medicina y montaba en moto junto a su amigo Rodrigo de la Serna. Espíritu romántico hecho celuloide devenido en una de las cintas más emocionantes de su año. Obtuvo dos nominaciones a los Oscar.

Babel (2016)

Finalizamos este recorrido con una cinta coral que supuso la entrada y consolidación del actor de Guadalajara en el mercado norteamericano. En este filme de Alejandro G. Iñárritu comparte cartel junto a Brad Pitt y Cate Blanchett para acercarnos una historia sobre los estereotipos y las contradicciones en la frontera entre Estados Unidos y México, uno de los topics más tratados por el cine de autor contemporáneo.

El antepenúltimo mohicano

Park City, Utah.

Más en el blog: Sin palabras: 5 razones para conocer el escándalo canadiense de la sangre contaminada

Posts Más Recientes