Las mejores películas de Jean-Marc Vallée

El canadiense Jean-Marc Vallée, pese a no formar parte de las listas de grandes directores contemporáneos para la mayoría de medios, ha sabido labrarse una carrera sin altibajos con filmes bastante interesantes, facturados en Estados Unidos, en Reino Unido y en su país de nacimiento. Una posición que le ha permitido elegir proyectos, que comparten una línea cercana al riesgo, y que no entiende de formatos. Es más, su particular visión sobre el dolor y la deriva emocional ha encontrado hueco en el campo televisivo, con su participación en dos seriales de éxito como Big Little Lies o Heridas abiertas. Sea como fuere, este realizador nacido en Montreal en 1963, ha sabido adaptarse a historias aparentemente opuestas, tanto a nivel narrativo como presupuestario, y le ha sabido aplicar una impronta evidente y reconocible a su obra. Existen pocos directores capaces de extraer el talento de sus intérpretes como Vallée. Una prueba de ello lo pueden encontrar en una de sus cintas más recientes, Demolición, que podrán ver durante este mes en SundanceTV dentro del ciclo «Panorama Estados Unidos». A continuación, elegimos sus cinco mejores largometrajes. No se pierdan ninguno. Todos merecen la pena.

C.R.A.Z.Y (2005)

Preciosa película sobre la adolescencia, que supuso la carta de presentación del director, ya que obtuvo una notable acogida en festivales europeos y norteamericanos. El filme relata la vida de Zach, un joven con gustos musicales y culturales fuera de la norma establecida que se dará cuenta que las diferencias con sus amigos no terminan ahí. Su forma de ser extravagante parece una cuestión de modas pero oculta un sentimiento que choca con el enorme deseo de mantener la relación de cercanía con su padre. Su banda sonora es espectacular.

La reina victoria (2009)

Tras el éxito de C.R.A.Z.Y., Vallée marchó a Reino Unido para dirigir este aparente drama de época protagonizado por Emily Blunt y Rupert Friend. Y decimos aparente porque La reina victoria es algo más. Una cinta elegante, que esconde un precioso romance y afronta las dudas existenciales de una mujer ahogada por su posición. Ambos actores están inmensos en este luminoso retrato sobre la identidad y la pérdida. Obtuvo tres nominaciones al Óscar.

Café de flore (2011)

De vuelta a su país natal con este filme protagonizado por Vanessa Paradis, Kevin Parent y Hélène Florent. Una cinta que narra las vidas paralelas de dos jóvenes en el París de los 70: una madre soltera y un famoso pinchadiscos de la escena parisina que acaba de divorciarse. Dos historias con puntos de contacto con aires atemporales y una excelente interpretación de Paradis. Es un clásico de culto que tuvo su estreno en la Quincena de Realizadores de Cannes.

Dallas Buyers Club (2013)

Es su película más accesible y también la más conocida, ya que fue protagonista durante la campaña de premios 2013-2014, que se saldó con dos premios Óscar para sus protagonistas: Matthew McConaughey y Jared Leto. Podríamos definir a Dallas Buyers Club como la Philadelphia del Nuevo Milenio. Un filme que agarra la conciencia del espectador para recordarle que el SIDA sigue presente en nuestra sociedad, pese al silencio aparente.

Demolición (2015)

Jake Gyllenhaal y Naomi Watts están impresionantes en este drama sobre la pérdida que pasó más desapercibido de lo que mereciera. Demolición cuenta la bajada a los infiernos de un empresario de éxito tras la muerte en un accidente de tráfico de su esposa. Como manera de superar el duelo, se dedica a desmontar todo tipo de cosas: desde aparatos hasta casas completas. Una película magnífica que aborda los dramas inherentes a la adultez con mucha honestidad.

El antepenúltimo mohicano

Park City, Utah.

Más en el blog: Las mejores películas de Paul Haggis

Posts Más Recientes