Las mejores películas de la directora Anne Fontaine

Denostada por la crítica más ortodoxa, la cineasta Anne Fontaine ha conseguido hacerse con un hueco en la primera línea cinematográfica gracias a su buen oficio. Considerada una artesana, hay pocos géneros que se le resistan. Algo que le ha posibilitado acceder a otras industrias más allá de la francesa. Realizadora de actores, ha trabado con intérpretes como Maggie Cheung, Fanny Ardant, Emmanuelle Béart, Gérard Depardieu, Fabrice Lucchini, Audrey Tautou, Isabelle Huppert, Robin Wright o Naomi Watts. Su cine, aunque atiende a códigos autorales, tiene una mirada abierta, accesible al gran público. Su último filme, Police (2020), estrenado hace dos semanas en España, es una buena muestra de ello: dilemas morales a través de una puesta en escena sencilla, en la que los actores, unos soberbios Omar Sy y Virginie Éfira, hacen toda una exhibición de carisma. A continuación, os hablamos de sus mejores filmes.

Nathalie X, 2003

Nadie imaginaría tras este filme los derroteros que siguió la filmografía de Fontaine. He ahí el mérito de una autora que ha sabido reinventarse temática y estilísticamente. Su cuarto largo vino acompañado de polémica por la visión que se hacía del feminismo y la prostitución a comienzos del siglo XXI. La película narra la venganza de una mujer de mediana edad que descubre que su marido le ha sido infiel. Para ello, rizará más el rizo, contratando a una atractiva prostituta con dicha misión. Fanny Ardant, una bellísima Emmanuelle Béart y Gérard Depardieu encabezan el elenco.

Dos madres perfectas, 2013

Traslación de la célebre novela de Doris Lessing que se presentó en el Festival de Sundance de su año apoyada en su magnífico reparto: Naomi Watts, Robin Wright, Xavier Samuel, James Frecheville y Ben Mendelsohn. Drama romántico que nos traslada al período vacacional de dos amigas con sus respectivos hijos. Ambas se enamorarán del hijo de la otra. Una historia que, como la anterior, provocó alguna úlcera a los sectores más puritanos de la crítica. Un trabajo que habla sobre la identidad, los lazos sanguíneos y la crisis de la mediana edad.

Las inocentes, 2016

Es quizá su mejor película. La que mejor equilibrada está en cuanto a forma y fondo. La prometedora Lou de Laâge da réplica a una tríada de grandes actrices polacas: Agata Kulesza, Joanna Kulig y Agata Buzek. El filme nos ubica en un monasterio cercano a Varsovia en las postrimerías de la II Guerra Mundial. Allí será enviada Mathilde Beaulieu, una joven médico de la Cruz Roja que se encontrará con un panorama dantesco: la mayoría de monjas están embarazas tras haber sido violadas por soldados del Ejército Rojo.

Police, 2020

Finalizamos con la película que citamos en el prólogo, un estupendo filme que parte de una disyuntiva que debe ser saldada: la liberación o no de un preso político por parte de los policías que le acompañan a su país de origen. Pisar dicho territorio es sinónimo de muerte para este exiliado que será custodiado hasta las últimas consecuencias. O quizás no. Tres policías debatirán sobre ello durante el viaje. Un filme acorde con los tiempos que vivimos y que confronta normativa con ética.

El antepenúltimo mohicano

Park City, Utah.

Posts Más Recientes