Las mejores películas de la directora Lone Scherfig

Este mes, los espectadores de SundanceTV van a poder disfrutar de la emisión de Su mejor historia (Their Finest, 2016), una cinta bastante medida en sus formas pero que guarda un precioso mensaje sobre la necesidad de la ficción para superar la pérdida y el dolor. Hablamos de la Inglaterra asediada por el nazismo en plena II Guerra Mundial; con el ánimo de la población bajo mínimos tras ir conociendo las dolorosas cifras que llegaban del frente y la incertidumbre en forma de obuses que emergía desde el cielo. La narración de historias románticas sobre épica y liberación supusieron un bálsamo para el pueblo, que no dejó de ir al cine –apunten, directivos de plataformas— incluso con el silbido de los aviones sobrevolando la sala. Su mejor historia está dirigida por la danesa Lone Scherfig, una cineasta que se dio a conocer en el circuito con un par de cintas facturadas en su país para después dar el salto a Reino Unido para firmar la obra que la encumbró: An education (2009), que sirvió, además, para descubrirnos a una de las grandes actrices del momento: la nominada al Oscar Carey Mulligan. An education representa todos los valores del cine de Scherfig: una propuesta de trazo académico basada en la descripción de los personajes. Un cine de otro tiempo –los 90— que no siempre encuentra el respaldo de público/crítica pero no deja de ser estimulante. A continuación, elegimos nuestras películas predilectas de Scherfig.

Wilbur se quiere suicidar, 2002

Mads Mikkelsen ya estaba de moda hace veinte años lo que pasa es que no nos quisimos dar cuenta. Echando un vistazo atrás a la filmografía de nuestro actor danés favorito, es increíble la cantidad de títulos en los que brindaba una exhibición actoral. El primer éxito de Scherfig no fue una excepción. Desbordando carisma en este retrato coral que provocó que Scherfig llamara la atención dentro del circuito de festivales. Duró poco la vocación autoral, pronto el cine anglosajón llamaría a su puerta y participaría en los festivales con otras pretensiones mucho más ligeras.

An education, 2009

Es la película que la consagró y le otorgó un estatus en la industria estadounidense. An education obtuvo tres nominaciones al Oscar, entre ellas la de mejor película y la de mejor actriz para una siempre soberbia Carey Mulligan, que sí se hizo con el BAFTA a mejor actriz principal. Esta historia de emancipación femenina en el Londres de los años 60 delinea el cine posterior de la realizadora danesa: temas universales, incorporación de universos femeninos y, sobre todo, un halo clásico que tocará todos los géneros.

One day, 2011

Es el caso de esta cinta romántica bastante efectiva. Gracias a la química entre los dos actores protagonistas: Anne Hathaway y un por entonces pujante Jim Sturgess –muy venido a menos desde entonces. Ambos protagonizan este romántico a través del espacio y del tiempo dotado de grandes dosis de edulcorante pero, por otro lado, de instantes inspirados.

Su mejor historia, 2016

Finalizamos con esta protagonista de la parrilla de abril en SundanceTV. Una película donde el componente romántico es fundamental pero también esa aura mágica de producción terapéutica, es decir, el cine como salvación para corazones dolidos. Gemma Arterton, Sam Claflin, Jack Huston y Bill Nighy están estupendos en este recomendable filme que, intuimos, se convertirá en un clásico de culto con el tiempo. Pese a que An education tiene el palmarés a su favor, Su mejor historia es, sin duda, su mejor película.

El antepenúltimo mohicano

Park City, Utah.

Posts Más Recientes