Las mejores películas de Mike Leigh

Existen pocos cineastas como Mike Leigh en el Reino Unido. A nivel de prestigio, junto a Ken Loach, es considerado el gran director británico de las últimas cuatro décadas dentro del circuito autoral. Una Palma de Oro (Secretos y mentiras) y un León de Oro (El secreto de Vera Drake) figuran en un amplio palmarés en el que hay hueco, incluso, para siete nominaciones al Oscar –dos como director, cinco como guionista. En los últimos años de su carrera, como les ocurre a otros grandes realizadores, se ha centrado en experimentaciones y trabajos menos cómodos –véase su última propuesta, La tragedia de Peterloo (2018)— pero conservando su particular estilo narrativo. Aprovechando la emisión de Another Year (2010) en el canal, repasamos su amplia carrera a través de sus mejores títulos.

Grandes ambiciones, 1988

Con ya una larga trayectoria en los mundos televisivos y teatral, Leigh dio salto a cotas mayores con este filme que formó parte de la competición de la Mostra de Venecia de su año, donde consiguió el premio FIPRESCI. Philip Davis, Ruth Sheen, Edna Doré, Philip Jackson, Heather Tobias, Lesley Manville y David Bamber son los protagonistas de este retrato de la Inglaterra de los años 80, encarnado por tres matrimonios de diferentes clases sociales que roturan sobre un personaje central: una anciana de una personalidad inabarcable.

Indefenso, 1993

Un magnífico David Thewlis, que consiguió el premio al mejor actor en el Festival de Cannes, protagoniza esta comedia negra dando vida a un caradura que se mete en un lío tras otro tras violar a la mujer casada con la que se iba a encontrar en un callejón. Tras ello, huye a Londres para refugiarse en el domicilio de su exnovia, donde intentará seducir a su compañera de piso. Este será el comienzo de un descenso a los infiernos que le llevará a los peores lugares de la periferia capitalina.

Secretos y mentiras, 1996

Es su mejor película. Ganadora de la Palma de Oro del Festival de Cannes y nominada a cinco premios Oscar, entre ellos el de mejor película y mejor dirección. El argumento no puede ser más excitante y rocambolesco: al morir sus padres adoptivos, Hortense, una mujer de raza negra, tiene la necesidad de conocer a su madre biológica. Tras una larga investigación, da con la persona que le dio en adopción: una mujer blanca y soltera que trabaja en una fábrica londinense. Brenda Blethyn, Timothy Spall y Phyllis Logan son sus actores protagonistas.

El secreto de Vera Drake, 2004

Película fantástica que obtuvo el León de Oro de la Mostra de Venecia y aspiró a tres Oscar –incluido el de mejor director. El filme nos sitúa en el Londres de los años 50 para dibujarnos la vida de Vera Drake, una madre de una familia modesta que vive como puede en los duros años de posguerra. Es una mujer entregada a los suyos pero también a una causa que guarda en secreto: ayuda a jóvenes a abortar, un acto penado con la cárcel. De obligado visionado.

El antepenúltimo mohicano

Park City, Utah.

Posts Más Recientes