Las mejores películas para una Navidad diferente

Nos encantaría engañarles pero este 2020 no hay por donde cogerlo. Ha sido un año extremadamente duro e inesperado para todos. Esta Navidad que se nos presenta no promete ser mucho mejor: vamos a ver, leer y escuchar, de nuevo, a los falsos profetas, a conocer noticias sesgadas e interesadas, a sufrir, en definitiva esa incertidumbre. En su fantástico monólogo en Tiburón (1975), Quint (Robert Shaw) espetaba que, en el momento del rescate, cuando esperaba su turno para subir al hidroavión que le librara de esa masacre vivida, fue cuando pasó más miedo. Y, así es, el salto a una realidad mejor se nos hará largo y lleno de preguntas que no tendrán respuesta. Mientras llega ese momento les pedimos que se refugien en la familia y en la ficción. La Navidad es el período perfecto para ello. Para descubrir clásicos, para recordar filmes que creíamos que estaba olvidados y que nos recuerdan lo maravilloso que es el cine, un salvavidas generacional desde hace décadas. A continuación, les ofrecemos cinco películas diferentes para vivir estas fechas. Géneros diferentes pero espíritu similar –bueno, salvo una pequeña excepción desestresante.

Love actually

Richard Curtis ya es un clásico de la Navidad –su magnífica Una cuestión de tiempo (2013) encaja perfectamente en estas fechas. También lo es uno de sus filmes más célebres; este relato coral sobre el amor en el que aparecen nombres rutilantes de la escena interpretativa británica como Hugh Grant, Liam Neeson, Colin Firth, Laura Linney, Emma Thompson, Alan Rickman, Keira Knightley, Bill Nighy y Chiwetel Ejiofor. Una cinta para disfrutar y enamorarse, una vez más. Preparen el muérdago.

Plácido

Una de las grandes películas del cine español dirigida por, probablemente, nuestro mejor director, Luis García Berlanga. El punto de partida es soberbio: a miembros de la burguesía se les ocurre crear una campaña titulada «Siente a un pobre a su mesa», con la que se anuncia que se cederá un hueco en sus copiosos banquetes de Nochebuena a los más desfavorecidos. Por supuesto, todo delineado con un tono irónico, como era habitual en el director. El guion de Rafael Azcona es oro.

Los fantasmas atacan al jefe

Actualización de Cuento de Navidad protagonizada por un brutal –para variar— Bill Murray. Él encabeza, junto a Robert Mitchum, en uno de sus últimos papeles, esta brillante fábula sobre el capitalismo que narra el acoso por parte de unos fantasmas que sufre un ejecutivo de la televisión que despide a todo su equipo tras el fracaso de un programa. Dirige el siempre esencial Richard Donner.

Jungla de cristal

¿Cómo que no es una película navideña? Claro que lo es, no solo por contextualización, ya que el asalto al Nakatomi Plaza de Los Ángeles se produce durante el período navideño, sino porque para muchos estadounidenses se convirtió en todo un clásico para disfrutar en familia (sic) en estas fechas. Sea como fue, ver a John McClane siempre es un acierto. E igual este año necesitamos algo más fuerte para pasar estas fechas.

Los teleñecos en cuentos de Navidad

No nos olvidamos de los más pequeños y de la familia Henson, agentes fundamentales de la infancia de las generaciones de niños nacidos entre 1975 y 1985. Sir Michael Caine protagoniza esta nueva adaptación del cuento de Dickens dirigida por el hijo de Jim Henson, Brian. Una película de 1992 que se erigió en todo un fenómeno. Cine a la vieja usanza que daba sus últimos coletazos ante la llegada del CGI.

El antepenúltimo mohicano

Park City, Utah.

Más en el blog: 5 razones para ir hasta Bordertown en la lejana Finlandia

Posts Más Recientes