Las mejores películas sobre periodismo

El pasado 3 de mayo se celebró el Día Mundial de la Libertad de Prensa, un concepto siempre en apuros cuando surge el dilema en forma de crisis. Es justo en el arribo del estrés social cuando la comunicación precisa resulta capital. Con esta máxima siempre presente, el binomio cine y periodismo se ha mantenido inquebrantable desde la llegada del sonoro, con numerosas obras que han captado la esencia de este oficio. Justamente, en las últimas tres décadas, cuando la información se ha ido democratizando de forma impensable, el séptimo arte se ha centrado en desvelar la opacidad que moldea una realidad. Es por ello que el cine cumple la función de subrayar todos aquellos ejercicios meritorios que, por muy incómodos y peligrosos que fueran, lograron que nuestro mundo fuera algo más justo. A continuación, seleccionamos cinco grandes largometrajes que trasladaron el espíritu del periodismo intrépido a la pantalla.

Ciudadano Kane (1941)

Una de las grandes películas de la Historia del Cine. Admirada y estudiada con el paso de las décadas. El enigma Rosebud es el MacGuffin por excelencia de la ficción. Resulta increíble que de sus nueve nominaciones al Oscar solo obtuviera la estatuilla al mejor guion. El filme retrata la investigación de un grupo de periodistas tras la muerte de un magnate sobre el mentado enigma, que esconde el dibujo de una época y, sobre todo, de un futuro a todos los niveles.

Todos los hombres del presidente (1976)

Uno de los clásicos de los 70. Traspasa a la imagen la investigación de dos jóvenes periodistas del Washington Post, Bob Woodward (Robert Redford) y Carl Bernstein (Dustin Hoffman), en un caso aparentemente menor que se convirtió en el Watergate, uno de los mayores escándalos políticos de la historia de EE.UU. Fue candidata a ocho Oscar; solo consiguió el relativo a mejor actor secundario (Jason Robards). Es la mejor película de Alan J. Pakula, un artesano que dejó su impronta en el cine comercial norteamericano durante tres décadas.

Buenas noches y buena suerte (2005)

Segunda película de George Clooney como director. Nominada a seis Oscar, entre ellos el de mejor largometraje, esta cinta rodada en un precioso blanco y negro nos sitúa en el enfrentamiento entre un periodista de la CBS, Edward R. Murrow, y su productor, Fred Friendly, con el senador anticomunista Joseph McCarthy. Un duelo que se decantó a favor de los primeros y que supuso el fin del macartismo y la famosa caza de brujas de los años 50.

Zodiac (2007)

Días atrás no hemos parado de hablar de la segunda película de Bong Joon-ho, Memories of murder, que narra las investigaciones sobre una serie de crímenes irresolubles que destapaban las taras socio-políticas de una nación. Una sentencia aplicable a los hechos que presenta la masterpiece de David Fincher, que se centra en las pesquisas de dos periodistas –encarnados por Robert Downey Jr. y Jake Gyllenhaal— en la búsqueda de la resolución de un caso sobre un serial killer llamado el Asesino del Zodiaco en los años 70. Un trabajo de ambientación colosal para un filme complejo, que supone un reto para el espectador.

Spotlight (2015)

Al igual que The Post de Steven Spielberg, un homenaje al periodismo valiente que no teme a poder alguno que se precie. En el caso de la película de Tom McCarthy, revelando un caso por desgracia cada vez más recurrente: el abuso infantil de curas en el estado de Massachusetts encubierto por las autoridades eclesiásticas. Una cinta protagonizada por Mark Ruffalo, Michael Keaton, Rachel McAdams y Liev Schreiber, que caracterizan a un cuerpo de élite del Boston Globe que trabaja con independencia de la más rabiosa actualidad. Consiguió seis nominaciones al Oscar; y ganó el más importante, el de mejor película, en 2016.

El antepenúltimo mohicano

Park City, Utah.

Más en el blog: Vuelven los 70 con el estreno de Made in Italy en SundanceTV

Posts Más Recientes