Los mejores films de Marion Cotillard

En su discurso en el Kursaal del Zinemaldia, donde se le recibía para entregarle el premio Donostia por toda su carrera, Marion Cotillard daba las gracias al público y a las personas que la eligieron para este homenaje añadiendo que con él se abría una nueva etapa en su carrera fílmica. Una carrera consolidada como una de las grandes actrices del momento, no solo del cine europeo, sino también del estadounidense. Existen pocos rostros tan reconocibles como el de esta aún joven actriz francesa (46), que papel a papel ha sabido ganarse al público y a la crítica. En plena madurez, Cotillard se ha lanzado también a la producción y no descarta situarse detrás de la cámara para ofrecer su propia visión de un arte que se lo ha dado todo. Coincidiendo con su cumpleaños, elegimos las mejores películas de su filmografía.

LARGO DOMINGO DE NOVIAZGO, Jean-Pierre Jeunet, 2004

Tras el éxito –casi interplanetario— de Amélie, todos los ojos se centraron en 2004 en la siguiente película de Jean-Pierre Jeunet. Y más con los dos actores franceses de moda encabezando el proyecto –Audrey Tautou y Gaspard Ulliel—, y una historia romántica ubicada en una gran guerra. Sin embargo, y con todo esto, la gran revelación de esta propuesta fue una Cotillard que devoraba con cada plano a los dos protagonistas. Largo domingo de noviazgo supuso su confirmación dentro del cine francés, que pronto la aupó como una nueva estrella.

LA VIDA EN ROSA, Olivier Dahan, 2007

Y de la confirmación al estruendo con el Oscar recibido por su caracterización de Édith Piaf en este formulario biográfico dirigido por Olivier Dahan. Cotillard tenía todo lo que necesitaba el público estadounidense: la belleza y la fragilidad al servicio del personaje fílmico perfecto: una artista con sus luces y, sobre todo, sus sombras. Su victoria en el Dolby Theatre le procuró el gran salto a Hollywood, donde ha mantenido una trayectoria ascendente.

ENEMIGOS PÚBLICOS, Michael Mann, 2009

Probablemente su mejor filme en territorio estadounidense es esta película sobre el proscrito John Dillinger –Johnny Depp— en la que da vida a la novia de este. Una mujer sin hogar ni patria que no dejará de mirar atrás entregada a su atormentado amante. Para el recuerdo queda la escena del interrogatorio entre Cotillard y Billy Crudrup, con la intervención final de un también excelso Christian Bale. Una gran película.

DOS DÍAS, UNA NOCHE, Jean-Pierre y Luc Dardenne, 2014

De vuelta a Europa, Cotillard colaboró con los hermanos belgas en este clásico ya del cine del viejo continente. La actriz parisina presta cuerpo y alma a una mujer que tiene una misión dominada por el minutero: convencer a sus compañeros de trabajo para que se bajen el sueldo y no la despidan. La honestidad y el humanismo de los Dardenne junto con la franqueza y cercanía de una actriz que nació para encarnar este tipo de roles al límite pero con la suficiente valentía para afrontar las vicisitudes. Es la mejor interpretación de su carrera.

El antepenúltimo mohicano

Park City, Utah.

Más en el blog: El mejor cine inédito llega en octubre a SundanceTV

Posts Más Recientes