¿Por qué Emily Blunt se ha convertido en una de las grandes actrices de la actualidad?

Ha sido seis veces nominada a los Globos de Oro –tres en el apartado de comedia y musical— y tres por el SAG –sindicato de actores—, pese a tener una carrera–tanto artísticos como comerciales— no demasiado extensa. Emily Olivia Leah Blunt, más conocida como Emily Blunt, es una actriz británico-estadounidense que se ha erigido, por derecho propio, en una de las grandes actrices del momento, integrante de esa lista A de los grandes estudios. Lo ha logrado con inteligencia, dando pasos pequeños pero seguros en su filmografía.

Blunt, a diferencia de otras contemporáneas, es una actriz que no rehúye de la comedia. Es más, tiene ese toque carismático, incluso gamberro, para destacar en registros impensables. Por su juventud, lo mejor está aún por llegar, con una más que probable nominación al Oscar, aun con ello, su presente es primoroso. La prueba la encontramos en la segunda parte de Un lugar tranquilo, un proyecto familiar junto a su marido John Krasinski, director y guionista de esta monster-movie devenida franquicia. Su sola presencia levanta un proyecto destinado a caer en la fórmula del blockbuster actual. Blunt lo rescata con una presencia brutal, propia de las actrices clásicas. ¿Podríamos considerar a Emily Blunt como la Katherine Hepburn de nuestros días? Desde luego. Y a las pruebas nos remitimos:

Porque sabe vestir un Prada

Aunque el duelo entre Anne Hathaway y Meryl Streep magnetizó todos los focos, la gran revelación de esta comedia de David Frankel, que se erigió en uno de los grandes éxitos comerciales de 2006, es Emily Blunt, con un papel secundario lleno de acidez y mala baba. Supuso que la industria pusiera sus ojos sobre ella, tras un inicio de carrera con productos televisivos en Reino Unido y un papel protagónico en Mi verano de amor (2004) de Pawel Pawlikowski. En El diablo viste de Prada, Blunt se desvela como una robaplanos de manual, a base de carisma. Siempre ha sido algo más que un rostro bello. Y la prueba la encuentran en este filme.

Porque ha sabido ser indie cuando lo requería

A pocas actrices se las conoce por igual tanto por su participación en grandes producciones como en filmes de bajo presupuesto. A su citado debut con el cineasta polaco, se le unen participaciones en cintas para Jean-Marc Vallée (La reina Victoria) o Lynn Shelton (El amigo de mi hermana), dos cineastas, tristemente desaparecidos. Centrándonos en el largo de esta última, Blunt demuestra una ternura y amor por sus personajes inmensos, que explican su versatilidad y compromiso con la profesión.

Porque le otorga un plus a sus roles en superproducciones

Aunque es habitual en producciones de presupuesto medio, Blunt no hace ascos a los grandes proyectos de los estudios. Ha participado en obras como El hombre lobo (2010), Destino oculto (2011), la magistral Looper (2012), en la que anticipa su papel en Un lugar tranquilo, Al filo del mañana (2014), La chica del tren (2016), El regreso de Mary Poppins (2018) o al reciente Jungle Cruise (2021). Trabajos con mayor o menor éxito crítico en los que ha siempre ha destacado por encima de ellos esta joven actriz londinense.

Porque elige muy bien sus proyectos

Blunt ha sabido rodearse de grandes directores. Ha trabajado para Mike Nichols en La guerra de Charlie Wilson; para Lasse Hallström en ese crowdpleaser que eleva la propia Blunt titulado La pesca del salmón en Yemen; para Nicholas Stoller en Eternamente comprometidos, un romántico con una mayor gravedad de lo habitual en el género; y, ante todo, para Denis Villeneuve en la sensacional Sicario, retrato ejemplar, en clave de intriga, sobre la vida (y la muerte) en la frontera mexicana y Ciudad Juárez. A nuestro juicio, su mejor interpretación hasta el momento.

El antepenúltimo mohicano

@eamcinema | Park City, Utah.

Más en el blog: 5 actores indie que, además, son cantantes

Posts Más Recientes