¿Por qué nos gusta tanto Carice Van Houten?

Comenzamos el año al lado de Carice Van Houten. No hemos podido elegir mejor compañía. Y más viendo el despliegue que hace la actriz neerlandesa en la serie Red Lights, dirigida por Anke Blond y Wouter Bouvijn y que ofrece una oscura inmersión en el mundo de la prostitución que focaliza sus tramas en tres personajes femeninos. Van Houten, de solo 45 años, tiene una brillante carrera detrás, en la que ha probado todo personaje posible, ya sea en el cine como en la televisión. Incluso ha hecho sus pinitos como presentadora y cantante.

Algo que habla del carácter camaleónico de esta artista que se ha convertido en uno de los grandes rostros televisivos tras su participación en Juego de Tronos, la exitosa traslación a la pequeña pantalla de Canción de Hielo y Fuego. Pero antes de ello, esta actriz nacida en Leiderdorp en 1976 se había labrado una carrera en el viejo continente que llamó la atención de Hollywood en la primera parte del siglo XXI. Algo que no hizo que dejará atrás las producciones en su país, subrayando la valentía que ha caracterizado a su carrera.

A continuación, les ofrecemos una lista de razones de por qué nos gusta tanto la señora Van Houten.

Es una de las grandes actrices europeas

La gran mayoría de papeles que ha interpretado ofrecen retratos llenos de ambigüedad y dobleces. Son los casos de filmes como Instinto (2019), El quinto poder (2013), Intruders (2011), Dorothy (2008) o El libro negro (2006). Se ha movido esencialmente en el cine de género y ha trabajado en Francia, Irlanda, República Checa, Reino Unido, España, Canadá y Estados Unidos, conformando una filmografía ecléctica llena de altibajos pero también de grandes películas.

Es la protagonista de una gran película de Verhoeven: El libro negro

Una de ellas es la vuelta a territorio holandés del proscrito Paul Verhoeven, uno de los grandes directores continentales vivos que en cada película retuerce los preceptos morales de la sociedad actual a través de la comedia y la explicitud. Mucho de esto este tiene este drama articulado sobre una atractiva joven judía que buscará infiltrarse, gracias a su atractivo, en el Cuartel General de los nazis en los Países Bajos ocupados para ayudar a la resistencia a terminar con el dominio alemán. Es la gran interpretación de su carrera, que bien pudiera haber formado parte de alguna obra de Fassbinder.

Es pura valentía… y magnetismo

Como comentábamos al comienzo, no hay papel que se le resista, por muy complejo y duro que parezca. De hecho, en una serie como Juego de Tronos, marcada por una polémica inicial sobre los desnudos femeninos, ella se mantuvo al margen centrándose en los matices de su poderoso personaje. Algo extrapolable al resto de su carrera, con roles de mujeres empoderadas pero también crueles e implacables.

Y, claro está, es Melisandre

Faltaría más. Melisandre es uno de los personajes más recordados de la serie de HBO. Cómo olvidar el momento en el que la bruja roja se quita el colgante en pleno baño o su demostración de recursos en la carga de los Dothraki en La Larga Noche, probablemente el episodio más impactante de la historia del universo catódico. Su final fue el esperado, deudor de las historias de espada y brujería de los 80, pero su magnetismo se mantendrá bastante más tiempo que la forma corpórea.

                                   El antepenúltimo mohicano

Twitter: @eamcinema / Park City, Utah.

Más en el blog: Red Light: 5 personajes para conocer los burdeles transfronterizos

Posts Más Recientes