¿Quién es Tuva Novotny?

Tuva Novotny es una actriz sueca con más de treinta años de carrera. Habla sueco, francés, inglés, checo, noruego y danés. Un poliglotismo que ha marcado notablemente su trayectoria profesional, ya que ha trabajado en industrias europeas y norteamericanas. Pero el cine no fue su primera pasión. Formó parte de una banda de pop juvenil que consiguió un relativo éxito en los 90. Fue la música la que le abrió el camino a otras artes. El teatro y la televisión le dieron recorrido pero también un nombre en el panorama audiovisual sueco. Pronto fue reclutada por la ficción televisiva danesa y comenzó a ser un rostro habitual en nordic noires de grandes audiencias.

Mientras se convertía en una estrella dio un salto anónimo y sin demasiado ruido a producciones estadounidenses. Su primera incursión fue en clave de terror, con el remake americano de Addicted (2002), titulado Possession (2009), el que compartía planos con Sarah Michelle Gellar. Tras ello participó en filmes como Come, reza, ama (2010), Aniquilación (2018) o Zero Contact (2021). Una filmografía de bajo perfil más allá del Atlántico que, sin embargo, contrasta con el reconocimiento obtenido tanto en su tierra natal como en Dinamarca y Noruega. Un apoyo que ha sido clave para el gran salto de su carrera: la dirección cinematográfica.

Ya podemos adelantar que estamos ante una de las posibles grandes autoras del cine europeo, tan necesitado de nuevos nombres.

Es una de las clásicas de la interpretación noruega, danesa y sueca

La carrera de Novotny se ha desarrollado mayoritariamente en Suecia, Dinamarca y Noruega. En este último país se han desarrollado la mayoría de sus trabajos recientes, en los que ha colaborado con autores como Bent Hamer (The Middle Man), Erik Poppe (La decisión del rey), Per-Olav Sørensen (la miniserie Nobel), Sara Johnsen (Rosemari) y Øystein Karlsen (Fuck up). En Suecia sus últimas aportaciones han tenido la supervisión de realizadores de prestigio como Daniel Alfredson (Muerte de un autor) y ha participado en una serie de gran éxito como Crimes of Passion, donde es la gran protagonista. En Dinamarca ha trabajado con Jonas Alexander Arnby (Plan de salida), Janus Metz Pedersen (Borg v. McEnroe) y Tobias Lindholm (A war).

Su debut en el largo compitió por la Concha de Oro

Hasta el momento, Tuva Novotny ha dirigido tres producciones. La primera, era una corealización con Øystein Karlsen en la sitcom Dar (2010-). La segunda, la más importante por el momento en su filmografía, es Blind Spot (2018), que compitió por la Concha de Oro del Festival de San Sebastián. Un filme protagonizado por Pia Tjelta y resuelto en un completo plano-secuencia. El intento de suicidio de una joven pondrá en jaque durante una noche a una familia desconcertada por lo que acaba de ocurrir, sin ninguna evidencia que augurara ese destino. Un trabajo encomiable, que no encontró el apoyo crítico de manera injusta.

Su segunda película fue un éxito en su país

Pese a su interesante planteamiento, Blind Spot pasó bastante desapercibida en los circuitos comerciales. No así La nueva vida de Britt-Marie (Britt-Marie var här, 2019), una comedia deportiva que enfoca a Britt Marie, una sexagenaria que ha sido abandonada por su marido y que comenzará una nueva vida como entrenadora de un equipo de fútbol de un pequeño pueblo. Una película entrañable, encabezada por una gran Pernilla August, que tuvo una buena distribución en Europa, llegando a las salas españolas.

El antepenúltimo mohicano

@eamcinema | Park City, Utah.

Más en el blog: SundanceTV reivindica a la mujer en el cine con Creadoras

Posts Más Recientes