San Sebastián 2021: Conchas de Oro para el recuerdo

El pasado viernes comenzó una nueva edición, la número sesenta y nueve, del Festival de San Sebastián. Un macrocertamen donde nuestra mirada se bifurca en múltiples direcciones a través de las diferentes secciones que componen el evento. Su eje, como el de todos los categoría A, es una competición que palidece en comparación con algunos homólogos del circuito y que tiene que compartir premieres con ese gigante dormido llamado Toronto, que se celebra paralelamente, pero cuyo interés está fuera de toda.

La semana pasada os hablamos de las películas más interesantes que lucharán por la Concha de Oro, el máximo galardón. En esta, nos adentramos en su cuadro de honor histórico para seleccionar los mejores filmes que lograron este preciado entorchado. El listado de ganadores es el termómetro perfecto para conocer el estado del festival en diferentes épocas. De esta manera, podemos hablar de unos primeros años de auge artístico que fue en retroceso en décadas venideras y tocó fondo durante los noventa y primera década del siglo XXI. Un esplendor que se intenta recuperar en los últimos tiempos con programaciones atractivas pero que tienen el hándicap de no poder reclutar, salvo excepciones, a grandes nombres del panorama internacional.

A continuación, les exponemos nuestras ganadoras de la Concha de Oro predilectas.

HISTORIA DE UNA MONJA, 1959

La adaptación de la novela homónima de Kathryn Hulme fue todo un éxito que obtuvo ocho nominaciones a los Oscars, entre ellas la de mejor película. No era para menos teniendo en cuenta la fuente original, un libro de masas, la dirección de uno de los cineastas más respetados del momento, Fred Zinnemann, y dos grandes intérpretes: Audrey Hepburn y Peter Finch. El filme relata el viaje de una joven novicia a África para ayudar a los más desamparados. Una vez allí, todo será muy diferente, ya que ha sido asignada a un hospital para blancos en contra de su voluntad.

MALAS TIERRAS, 1974

Gran clásico del cine independiente estadounidense. Ópera prima de uno de los realizadores más indescifrables contemporáneos: Terrence Malick. Martin Sheen –Concha de Plata al mejor intérprete masculino— y Sissy Spacek son los actores protagonistas de esta eterna huida de dos proscritos por el territorio de Dakota del Sur. Su dirección de fotografía, a cargo de Tak Fujimoto, Stevan deFreest Larner y Brian Probyn, es algo extraterrestial.

LA LEY DE LA CALLE, 1984

Matt Dillon, Mickey Rourke, Diane Lane, Dennis Hopper, Nicolas Cage, Vincent Spano, Chris Penn, Tom Waits, Laurence Fishburne y Sofia Coppola, entre otros muchos, componen el reparto de una de las obras de Francis Ford Coppola peor valoradas de su cénit creativo y mediático pero tan apasionante como los hitos de este. Drama criminal cruzado con el coming of age que retrata el hundimiento ideológico de las generaciones de jóvenes americanos tras la guerra de Vietnam. Es una película memorable.

EN LA CASA, 2012

Es la mejor película de François Ozon. Un filme que comienza como una comedia metaliteraria de acordes y desacuerdos y acaba atrapándonos con su red de thriller identitario, tejida con sosiego y esmero. Una obra mayúscula que, con la Concha en Donostia ya en su currículum, se convirtió en un éxito en nuestro país. Fabrice Luchini, Ernst Umhauer y Kristin Scott Thomas están magníficos.

El antepenúltimo mohicano

Park City, Utah.

Más en el blog: SundanceTV celebra la clausura del SSIFF 2021 con una programación especial

Posts Más Recientes