Sundance 2021: las mejores películas de esta edición

Cerramos este especial Sundance 2021 con nuestra particular selección de títulos de esta edición. Una entrega bastante satisfactoria en la que hemos tenido la suerte de asistir a la proyección de un buen número de títulos interesantes. Particularmente, creemos que la trascendencia de la mayoría de obras presentadas virtualmente desde Park City no será tan relevantes como en años anteriores, sin embargo, dejan claro que el formato online es algo más que una alternativa de emergencia, que podría abrir, hablando de casas de venta europeas, la posibilidad de muchas cintas de encontrar distribución en el viejo continente antes de su paso por el mercado de Berlín. Allí justamente viajarán en breve todos esos DCP, a buscar continuar un recorrido, a seguir acumulando visionados y, por tanto, espectadores. De esta manera, podemos tildar a la 38ª edición del Festival de Sundance como todo un éxito. Ojalá el próximo año, nuestra presencia, y la de compañeros y público, sea física. Será la señal de que nuestro mundo vuelve a ponerse en un aparente orden. A continuación, nuestras cinco películas predilectas de esta edición.

On the Count of Three, de Jerrod Carmichael (U.S. Dramatic Competition)

Comedia existencialista de humor fino –en el que se incluye una amplia crítica social-política— comandada por unos excelentes Christopher Abbott y Jerrod Carmichael. Ambos son dos amigos de la infancia que se unen con un objetivo: acabar con sus vidas, lastrados por una realidad dura e inasumible. Por supuesto, no todo ocurrirá tan rápido como planean y tendrán una jornada de reflexión en la que pondrán al día su pasado. Todo por supuesto será un despropósito, y nosotros nos reiremos de ello.

Jockey, de Clint Bentley (U.S. Dramatic Competition)

La ópera prima de Clint Bentley recoge el testigo de la estupenda The Rider, segunda película de Chloé Zhao: el retrato de un jinete, en este caso de carreras, herido física y emocionalmente, que se halla en plena decadencia profesional. Su vida consigue una nueva motivación con la llegada de un joven que declara ser su hijo, y con el que él aspira a nueva dimensión vital. Clifton Collins Jr. está espectacular en esta obra cuyo envoltorio formal está condicionado por un uso de la cámara más que notorio, sin embargo es una cinta que acaba dejando huella gracias a sus virtudes, que no son pocas.

Passing, de Rebecca Hall (U.S. Dramatic Competition)

Se esperaba un mayor impacto del debut de Hall en la dirección. Pese a ello, su primer filme, que narra la realidad de la mujer afroamericana en los años 20, es más que notorio, articulado sobre las excelentes interpretaciones de Tessa Thompson, Ruth Negga, André Holland y Alexander Skarsgård. Veremos si su no inclusión en el palmarés es señal de un exiguo recorrido local o es un error del jurado que le entregó todo el protagonismo a Sian Heder y su CODA. Lo sabremos en los próximos meses.

I was a simple man, de Christopher Makoto Yogi (U.S. Dramatic Competition)

Trabajo modesto que retrata los últimos días de un hombre en su Hawái natal. El director del filme, un hijo de Sundance como Christopher Makoto Yogi, aprovecha esa circunstancia para situarnos en otros dos jalones temporales que, aparte de contarnos el pasado de dicho hombre, retrata la historia de la isla, el último de los cincuenta estados que componen la gran nación norteamericana. Una obra minimalista y sensible, con momentos que recuerdan al onirismo del mejor cine tailandés.

Cryptozoo, de Dan Shaw(NEXT)

Junto a Flee, la gran propuesta de animación de Sundance 2021. La película de Dan Shaw ha sido uno de los puntales de NEXT este año. Su filme es una oda a la imaginación, que nos cuenta la historia de unos críptidos, esas criaturas fantásticas que copan el imaginario mitológico, que se encuentran en un zoo muy especial. Una película de aventuras a la antigua usanza que, cómo no, también porta su carga crítica.

El antepenúltimo mohicano

Park City, Utah.

Más en el blog: Sundance 2021: los y las protagonistas

Posts Más Recientes