Sundance 2021: los ganadores

Ayer se cerró una edición histórica del Festival de Sundance. Fue la primera entrega del certamen más importante del cine independiente estadounidense que se ha celebrado online. Las dudas previas ante ello se disiparon inmediatamente con las primeras proyecciones. El amor y la dedicación del equipo organizativo se nota en cada uno de los detalles; desde las cabeceras hasta las introducciones, donde se le da protagonismo tanto a los programadores como a los directores y directoras. Ha sido un éxito; lo subrayamos de primera mano. Sobre la calidad de los filmes presentados, por supuesto, ya no podemos ser tan categóricos. Es inevitable pensar que toda esta situación afecta al nivel cualitativo global de cualquier festival –en unos días veremos la line-up de la Berlinale— y que el formato virtual hace huir a los principales promotores de esta industria. Sin embargo, en nuestro paso por Park City las sensaciones han sido más que buenas, con un buen puñado de títulos interesantes que, quizás, no tengan el impacto de otros ganadores de Sundance como Whiplash o Minari, citando ejemplos relativamente recientes, pero que no desentonan con la idiosincrasia del certamen fundado por Robert Redford en los 70. A continuación, les presentamos a las cuatro grandes ganadoras de esta edición:

CODA

La gran sensación del festival. Traducido, a nivel mercantil, en la mayor adquisición. Apple Tv ha pagado 25 millones de dólares por su compra; récord en la historia del festival. Como hemos señalado en Twitter, no es la mejor película de esta edición pero sí la que esta industria necesita: una feel-good-movie con aire televisivo que traslada a territorio americano una historia ya conocida y expuesta en La familia Bélier (2014), uno de los hitos populares de la década en Europa. El filme relata cómo una chica con audición convive en una familia de sordos. En plena adolescencia deberá elegir si decide permanecer en el negocio familiar o emprende una carrera como cantante. CODA ha ganado el Gran Premio del Jurado, y los premios a la mejor dirección, al mejor reparto y el del público. Tremendo.

Hive

Si la segunda película de Sian Heder se ha llevado los premios y los honores, no se queda atrás esta cinta kosovar que ha obtenido los galardones a mejor película internacional, mejor dirección y la distinción que otorga el público. Sin embargo, su naturaleza agreste y su dura temática la alejan de los números de la gran triunfadora de esta edición. Poco importa, este filme de Blerta Basholli es excepcional. Un dibujo sobre la emancipación femenina en plena guerra en Kosovo. Le deseamos un excelente recorrido en este 2021 –probablemente lo tendremos en la próxima entrega del Festival de Berlín.

Summer of Soul

… Or, When the Revolution Could Not Be Televised. Este es el subtítulo del documental ganador de la competición nacional del formato. Un largo dirigido por Questlove que ahonda en el Festival de Harlem que se celebró en Nueva York en 1969. El filme tiene como un eje un concierto multitudinario, que intercala con documentos de archivo en un montaje que ha sido aplaudido por la crítica. Es un trabajo que se solapa con el black lives matter y que pudiera tener relevancia en la temporada de premios del próximo otoño.

Flee

Esta coproducción entre Dinamarca, Francia y Noruega, que cuenta en su equipo con Nikolaj Coster-Waldau y Riz Ahmed ha sido, junto a Cryptozoo, la sensación animada de esta edición. Un formato diseñado para preservar, en su caso, la identidad de su protagonista: un exiliado afgano que combatió contra el régimen talibán. Su triunfo en la categoría internacional de documentales le abre las puertas de la distribución internacional a este filme de Jonas Poher Rasmussen.

El antepenúltimo mohicano

Park City, Utah.

Posts Más Recientes