Un vistazo a la programación del Festival de Málaga 2021

La aceleración del proceso de vacunación invita a ser optimistas de cara a la temporada de festivales de verano. Una coyuntura necesaria para una industria herida de muerte y que necesita de la ilusión que acompaña a este tipo de eventos para intentar fidelizar a un público desorientado. Dentro de este panorama, el Festival de Málaga, cuya 24ª edición se desarrollará del 3 al 13 de junio, resulta capital para la ficción y no-ficción de nuestro país. El certamen andaluz representa al espectro comercial de la producción nacional; de él surgen algunos de los grandes nombres del año o se ratifican trabajos con un gran recorrido previo, como sucedió, por ejemplo, con títulos Verano 1993 o Las niñas, dos de las grandes óperas primas del último cine español. Una variante última que este año no se dará, debido a la escasa relevancia de nuestro cine en los primeros festivales europeos del año y la dinámica algo errabunda de este desde el fatídico 2020, como demostró la última entrega de los Goya. El cine español no vive su mejor momento; la incertidumbre devora proyectos y lanzamientos. Ojalá Málaga sea la primera piedra sobre la que se sostenga un buen curso. A continuación, les presentamos los largometrajes que captan nuestra atención de esta edición.

El vientre del mar, Agustí Villaronga

El magnífico Agustí Villaronga, ganador del Goya con Pa negre (2010), vuelve a la silla de dirección con esta traslación del texto de Alessandro Baricco que nos sitúa en junio del siglo XIX. La fragata Alliance, de la Marina francesa, naufraga ante las Costas de Senegal. Los botes de evacuación no abundan, y el grueso de la tripulación deberá sobrevivir sobre una estructura bastante débil que le debería llevar a la orilla. Sin embargo, todo sale mal y quedan a la deriva, sin apenas víveres. Un reparto de actores amateurs encabeza esta historia de aventuras marinas con claras concomitancias con la situación migratoria del presente.

Live is life, Daniel de la Torre

Adrián Baena, Juan del Pozo, Raúl del Pozo, David Rodríguez y Javier Casellas son los intérpretes del nuevo trabajo de Dani de la Torre, firmante de títulos de éxito como El desconocido (2015) y La sombra de la ley (2018). El filme narra las peripecias de un grupo de amigos en el verano de 1985. Un relato que recuerda a hitos del género como Los Goonies (1985) o, más recientemente, a The Kings of Summer (2013). Éxito comercial en ciernes.

Destello bravío, Ainhoa Rodríguez

Una de las pocas películas que han destacado en el panorama internacional previamente. Eso sí, de forma muy modesta. La ópera prima de esta directora de origen extremeño afincada en Madrid, compitió por el máximo galardón del remozado Festival de Róterdam y ha pasado por otras plazas de interés en el circuito del viejo continente. Este debut nos traslada a la Siberia pacense para adentrarnos en un matrimonio bastante peculiar que habita en un pueblo anacrónico. Guadalupe Gutiérrez, Carmen Valverde e Isabel María Mendoza son sus actrices.

El sustituto, Óscar Aibar

Ricardo Gómez, Vicky Luengo, Pere Ponce, Pol López y Joaquín Climent dan cuerpo al retorno al largo de Óscar Aibar. El filme narra la entrada en la comisaría de un joven policía que deberá sustituir a un inspector asesinado. Él mismo será el encargado de esclarecer un caso cuyos primeros pasos terminan en un balneario idílico en el que conviven a cuerpo de rey varios proscritos nazis. Veremos qué nos depara lo nuevo del director de El gran Vázquez tras nueve años de hiato.

El antepenúltimo mohicano

Park City, Utah.

Posts Más Recientes