Las grandes interpretaciones de James Stewart

El debate sobre qué actores y actrices se sustenta el Hollywood Clásico y, por ende, la Historia del Cine, ofrecería muchos nombres y categorismos. Aun con esto, se puede considerar a James Stewart como la punta de lanza de una generación que más que pionera tuvo la capacidad de conectar con las necesidades de un público medio asolado por un contexto poco proclive al optimismo.

«Jimmy» se convirtió en el héroe de América, el yerno que toda suegra deseaba, por sus recurrentes roles de héroe honesto que conformaron su filmografía. Lo brillante de un actor de estas dimensiones se hallaba cuando se salía de la silueta compuesta durante años y ofrecía una versión más oscura, demostrando una capacidad que muy pocos han logrado a lo largo de la historia de este noble arte.

Resulta imposible la supervivencia en el Hollywood actual de actores con el carisma de John Wayne, Glenn Ford, Cary Grant, Steve McQueen, Paul Newman o el propio Stewart. Quizá sea un problema de los tiempos que corren –y del público que lo habita— o simplemente de unos personajes cada vez más artificiales. No por ello podemos dejar de añorar el talante de un actor que con un simple gesto nos obligaba a mantener la mirada.

A continuación, elegimos sus cinco mejores interpretaciones coincidiendo con la celebración del aniversario de su fallecimiento el 2 de julio de 1997.

Caballero sin espada (1939)

La eterna imagen de hombre honrado, lastrado por el azar, se gestó en sus colaboraciones con Frank Capra. El clásico navideño por excelencia ¡Qué bello es vivir! (1946) y esta Caballero sin espada (1939) son la perfecta representación de ello. En este filme da vida a un político idealista devenido senador que deberá convivir con políticos de baja estofa. Su reivindicación de la democracia encontrará el escenario ideal en una larga intervención en Washington que además desvelará una trama de corrupción. La utopía hecha cine. Ingenua pero necesaria.

Historias de Filadelfia (1940)

Dirigido por George Cukor y acompañando por dos titanes como Cary Grant y Katharine Hepburn, Stewart compone uno de sus papeles más atractivos: el de un periodista contratado para cubrir una boda entre una mujer (Hepburn) y un magnate por encargo del primer marido de esta (Grant). Una comedia sofisticada con numerosos giros y unos personajes deliciosos. El filme consiguió dos Oscars, uno de ellos para Stewart.

La ventana indiscreta (1954)

Una de sus colaboraciones con Alfred Hitchcock más celebradas. Un director con el que Stewart probó otra tipología de roles, más cercanas a los márgenes de la bondad y que hacían sombra a los personajes elaborados junto a Capra. Aquí encarna a un reportero impedido tras un accidente que se pasa el día oteando presuntas historias a través de la ventana de su apartamento, observando a los vecinos de su urbanización. Allí, donde parece que domina la cotidianidad, comienzan a emerger otros relatos que se funden con la ficción personal de este demiurgo eventual. ¿O quizás no?

Vértigo (1958)

Para muchos teóricos, la gran película de la historia del cine, por encima incluso del Ciudadano Kane de Orson Wells. También la mejor interpretación de un Stewart más maduro y matizado. En este largo dirigido por Hitchcock caracteriza a un policía retirado que se encarga de un aparente caso menor que desvelará todas sus inseguridades. La obra más compleja de su autor, dotada de un conjunto de planos que parecen dar la bienvenida a una nueva narrativa dominada por la imagen y que impera hoy en día.

El hombre que mató a Liberty Valance (1962)

Capra, Cukor, Hitchcock… No podíamos finalizar este repaso sin nombrar a John Ford. Junto a él, Stewart nos brindó grandes tardes de Western. El mejor, sin lugar a dudas, es este filme que ha ido consiguiendo el estatus de obra maestra con el paso de las décadas. La película narra en retrospectiva las vivencias de un veterano senador que decide asistir al entierro de su mejor amigo, Tom Doniphon. A partir de ahí, se despliega una historia sobre la moral donde se une lo romántico con lo crepuscular. Stewart está magnífico al igual que su partener John Wayne (Doniphon). Pocas veces veremos en pantalla una química tal.

El antepenúltimo mohicano

Park City, Utah.

Más en el blog: La aclamada serie danesa The New Nurses llega a SundanceTV el 30 de julio

Posts Más Recientes