Las mejores películas de Takeshi Kitano

El equipo de programación de SundanceTV nos ha dado una alegría, que falta nos hace, este mes de enero: un ciclo con las mejores películas de Takeshi Kitano, uno de los grandes cineastas japoneses. «La noche con Takeshi» nos traslada el manual de uso de este particular realizador que ha compuesto un universo a contracorriente dentro del cine criminal nipón. Una oportunidad perfecta para conocer la sensibilidad oculta de un realizador en un género poco dado a la intimidad. Kitano llegó por primera vez a nuestro país gracias a el mítico programa Humor amarillo, un clásico de los 90 que amenizó la sobremesa de varias generaciones. Una década después, Kitano se convirtió en un director de prestigio, que compitió por los grandes premios, para después entrar en una etapa de experimentación. Su último filme, la tercera entrega de Outrage, data de 2017. Ni que decir tiene que echamos de menos su humor negro.

A continuación, les presentamos sus mejores películas, todas consecutivas. ¿Nuestra favorita? Por supuesto, la última, espada en mano.

Hana-Bi. Flores de fuego (1997)

León de Oro de la Mostra de Venecia con una historia clásica para el maestro tokiota: la huida hacia delante de un policía que se enfrenta a la inminente muerte de su esposa, al drama de un compañero que se ha quedado parapléjico y la presión de la yakuza, que lleva meses tras sus pasos. El propio Kitano, junto Kayoko Kishimoto, Tetsu Watanabe y Ren Osugi, protagoniza esta obra de culto.

El verano de Kikujiro (1999)

Takeshi Kitano y Yusuke Sekiguchi encabezan esta preciosa de amistad, con aires redentores, que une a un niño que anhela a una madre y a un yakuza retirado. Una obra llena de sensibilidad y emoción con la impronta del realizador nipón: mucho humor negro, influencias del cine mudo y personajes con carisma. Compitió por la Palma del Festival de Cannes.

Brother (2000)

Nueva reformulación del noir de Kitano, esta vez más allá de las fronteras de Japón, concretamente en Los Ángeles, donde se ubica esta historia que busca unir a un gánster con su hermano tras la aniquilación de su familia en una guerra de bandas en Tokio. Allí, este yakuza con el rostro de Kitano tendrá que adaptarse a un estilo y velocidad de vida muy diferente al que lleva en la capital nipona.

Dolls (2002)

Aspirante al León de Oro que supone un breve giro en la filmografía de Kitano pese a que no abandona del todo la temática criminal. En Dolls nos cuenta una historia romántica a tres bandas: la de Sawako y Matsumoto, una pareja feliz presionada por sus padres. La de Hiro, un anciano jefe de la yakuza que recuerda que abandonó a su amada novia para cumplir sus sueños de prosperidad. Y la de Haruna, otrora cantante de éxito que no puede mirarse a un espejo.

Zatoichi (2003)

Brillante adaptación del cuento de Kan Shimozawa que narra las aventuras de un samurái invidente. El humor negro está muy presente en esta historia que recoge los moldes del Western crepuscular y los une al cine de samuráis, con secuencias de acción antológicas, y al musical, con números anticlimáticos pero muy divertidos. Una obra capital dentro del género.

El antepenúltimo mohicano

Park City, Utah.

Más en el blog: Finlandia: escenario cinematográfico

Posts Más Recientes